Velas

 

    En las noches siderales de las épocas glaciares, cuanto frío, debió sufrir el hombre primitivo para poder superar las largas noches invernales.

        El Fuego y su calor y poderlo reproducir, era para el hombre primitivo como entrar en contacto con la energía del Universo, y ser en parte dios, por ello gracias al fuego se eleva por encima de todos los demás seres vivientes, aproximándose a lo trascendente. Por todo ello es muy comprensible que haya ejercido una gran atracción y suscitado Magias y Fantasías en la mente humana, ejerciendo hoy un encanto, aunque solo sea a través de expresiones menores.

        En algunas regiones, hoy día se encuentran huellas de las grandes ceremonias populares, miles de personas participaban en marchas y ritos, llevando cirios. Las procesiones que se mantienen aún en las costumbres populares, reproducen, aunque sea en una ínfima parte, la relación mágica y misteriosa entre hombre y el fuego.

        En estos tiempos modernos, nos hemos alejado un poco de esas manifestaciones y ritos carentes de utilidad verdadera.

        En magia, los rituales de fuego conservan su valor y sobre todo las Velas, las cuales siguen utilizándose en función de los ritos propiciatorios, para favorecer la concentración y permitirle al hombre mago entrar en sintonía con las energías que deberán ser canalizadas por su poder. Este es el motivo que hace que uno de los accesorios mágicos más empleados sean la Velas.

        Las Velas, deben confeccionarse con pura cera de abeja y predisponerlas con aromatizaciones naturales, respecto de las energías que poseen los colores con las correspondencias planetarias

 

 

COLOR DE LAS VELAS Y CORRESPONDENCIAS

Vela Blanca: de la inspiración, aumenta el conocimiento y ayuda a solucionar los casos no resueltos espirituales.

Vela Amarilla: Favorece el amor espiritual y platónico.

Vela Anaranjada y Rojo Clara: Favorece la actividad sexual y el amor material.

Vela Roja Intensa: Aumenta la sexualidad primitiva, la animalidad de fuerza y la capacidad de luchar.

Vela Púrpura o azul: Favorable para la meditación y para el contacto con el mundo de los espíritus.

Vela Marrón: favorece la amistad y el éxito.

Vela Celeste: Protege de los peligros, en los viajes y del mal de ojo.

Vela Verde: Ayuda a emprender nuevos trabajos y da seguridad financiera, favorece las nuevas amistades y refuerza las relaciones existentes incluso las de carácter social.

Vela Plata: Actúa contra la envidia y el mal invisible como la Sicobolia (Mal de ojo), y evita los daños de la habladurías.

Vela Oro: Favorece la buena salud, el Éxito, y la fortuna en general.

Vela Negra: Tiene la función de perjudicar.

La velas y los Santos

Verde: Santa Marta, San Cipriano, San Expedito, Santa Cecilia. 

Amarilla: Virgen de la Caridad, Virgen del Cobre, Santa Ana, San Roque. 

Roja: Santa Bárbara, la Candelaria, San Carlos de Borromeo, Juan del Dominio. 

Azul claro: San Miguel, Virgen de la Milagrosa, La Mano Poderosa, La Virgen de Fátima. 

Azul oscuro: San Antonio, San Ignacio, Negro Felipe, La virgen de la Regla, San Norberto. 

Rosada: Santa Eduvigis, Niña de Atocha, Ánima sola, Virgen de las Mercedes. 

Blanca:Las Ánimas Benditas, Santa Clara, Cristo de Limpias, San Martín de Porres, José Gregorio Hernández, La Virgen de las Mercedes.

Oro:San Juan de los negocios, Juan de los caminos.

Plata: Don Juan del dinero.

Morada: San Lázaro, Ánima de Pica Pica.>

Anaranjada:San Martín loba, Uriel.